La Brasa
Torrijos

Deshazte de tus cargas: Ana y Rubén

Éste es un capítulo de Combate de Amor en Clave, aquí tienes el índice para seguir la novela.

-Qué te ha pasado, cari? Te has puesto blanco, blanco.
-...Tengo ganas de devolver
-Tranquilo, no pasa nada. Te has sentado mal algo? No has bebido tanto.
-Ya lo sé, joder. Eres tú.
-Cómo que soy yo?! Estás gilipollas, Rubén- dijo apartándose.

-No...no te vayas. Aquí huele fatal. Creo...que...es el río...- sus ojos se pusieron en blanco- Y un río yace entre el ocaso y los cielos del alba, y las horas son la distancia imposible que se extiende entre esas mareas nocturnas...

Ana retrocedío sin dejar de mirarle- Rubén?
Rubén no miraba a nada.
-Rubén, no tiene gracia!

-Demasiado perdidos para temer, libres ya de todo afán, los viajeros se hunden en la negrura donde la oscuridad...

-Rubén, déjalo ya, me estás asustando, joder!
Ana retrocedió aún más, hasta la calle, lejos de la orilla. Empezó a lagrimear aterrada. Rubén giró la cabeza en un ángulo extraño hacia donde se movían los pasos de su novia, mirándola con ojos vacíos.

-BRILLA COMO UN FUEGO DESLUMBRANTE...A TRAVÉS DE LAS DOCE HORAS DE LA NOCHE!



Siguiente capítulo: Deshazte de tus cargas: Dorina

COMPÁRTELO:

¿Quiénsoy?

Hola. Soy Pedro, redactor freelance especializado en cultura y arquitecto y músico de formación. Actualmente publico en Jot Down, Yorokobu y en el proyecto Fàbrica Futur del Ajuntament de Barcelona, entre otras publicaciones. Vivo en Madrid y me gusta tirarme a bomba en las piscinas. Saber más [...]

CUÉNTAME