La Brasa
Torrijos

Piensa en algo alegre


Y se paró a 30 centímetros del
árbol, y supo que su sombra
le salvaría la vida.

Había vuelto, nunca más en Nunca Jamás,
pero ahora era más gorda que él
y no se ajustaba bien,
necesitaría un periodo de adaptación;
al fin y al cabo,
¡las sombras tardan tanto en asimilar los cambios!

COMPÁRTELO:

¿Quiénsoy?

Hola. Soy Pedro, redactor freelance especializado en cultura y arquitecto y músico de formación. Actualmente publico en Jot Down, Yorokobu y en el proyecto Fàbrica Futur del Ajuntament de Barcelona, entre otras publicaciones. Vivo en Madrid y me gusta tirarme a bomba en las piscinas. Saber más [...]

CUÉNTAME