La Brasa
Torrijos

El blues de la bandera a media asta

Las cunetas arden,



y no hay conductores en las autopistas

sopla el viento,
estamos colocados, con la radio puesta y los retrovisores caídos
atrapados en el tintineo de esta máquina horrible,
que
ya no puede más.

El sol se ha puesto, y las listas de éxitos no saben nada de nosotros,
y todas las banderas están muertas en sus mástiles.

Me fui:
entre los edificios derrumbados,
con madres levantando a sus bebés del suelo y tirándoles del pelo,
pero ellos no lloraban ni gritaban.

El horizonte es precioso en llamas,
con todo ese metal retorciéndose envuelto en una aurora púrpura.

Lo dije:
Dije: bésame, eres maravillosa en estos nuestros últimos días,
nuestros
nuestros
de verdad
me cogiste la mano y me sentí bien,
como cuando sueñas despierto

o tienes fiebre.

COMPÁRTELO:

¿Quiénsoy?

Hola. Soy Pedro, redactor freelance especializado en cultura y arquitecto y músico de formación. Actualmente publico en Jot Down, Yorokobu y en el proyecto Fàbrica Futur del Ajuntament de Barcelona, entre otras publicaciones. Vivo en Madrid y me gusta tirarme a bomba en las piscinas. Saber más [...]

CUÉNTAME