La Brasa
Torrijos

De Madrid al Cielo y al Infierno: Bubastis

Éste es un capítulo de Combate de Amor en Clave, aquí tienes el índice para seguir la novela.

Miraba agazapada entre las zarzas hacia la orilla. Había vuelto a bajar al río como cada noche desde que empezase la temporada de calor. No le gustaba alejarse mucho de su territorio y además, el agua no era fresca, siempre tenía espuma y olía mal, pero nunca tenía que esperar mucho para cazar algún ratón o alguna rata pequeña. 
Aquella noche no fue distinto: al poco de ajustar sus pupilas al tamaño de todo el ojo, vio como desde la madriguera grande de los animales sin cola salieron un par de ratones.
Esperó.
Esperó un poco más.
Esperó hasta que a su comida no le diera tiempo a escapar.
Tensó los músculos de las patas traseras durante una fracción de segundo y saltó con las garras desplegadas.
No pudo atrapar al ratón que había elegido. Dió otro zarpazo y el otro roedor también escapó. Y sin embargo, estaba segura de que les había alcanzado limpiamente. 
Pronto salió otro ratón. 
Y luego un par de ratas, y luego muchas más, muchísimas más. Más de las que pudiera comer en toda la noche, y quizás en toda la vida.
Una marea de ratas se abalanzaba a todo correr por el borde del río hacia donde estaba ella, que esperó quieta y agachada pues poco podría hacer contra tantas.
Las ratas hechas de humo atravesaron a Bubastis y luego siguieron su camino disparadas río arriba.

COMPÁRTELO:

¿Quiénsoy?

Hola. Soy Pedro, redactor freelance especializado en cultura y arquitecto y músico de formación. Actualmente publico en Jot Down, Yorokobu y en el proyecto Fàbrica Futur del Ajuntament de Barcelona, entre otras publicaciones. Vivo en Madrid y me gusta tirarme a bomba en las piscinas. Saber más [...]

CUÉNTAME